Subir

Sillas piel y ecopiel 

Mostrando 1 - 111 de 111
Mostrando 1 - 111 de 111

Para el comedor, el tapizado más recomendable es la piel o ecopiel.

La piel es un elemento natural que es muy usada a menudo tanto para la fabricación de ropa como para el revestimiento de muebles. Al ser un elemento natural las cualidades que tiene en cuanto al tacto son muy superiores a las que se pueden obtener con tejido artificial y por ello la piel es muy apropiada para el tapizado de muebles que necesitan estar en contacto directo con nosotros. Un ejemplo son las sillas de piel, las sillas son elementos de mobiliario con los que mantenemos contactos prolongados al estar sentados durante largos periodos de tiempo.

Aparte de que la sensación al tacto es mucho más agradable cuando se trata de piel natural también ocurre que las características de durabilidad y desgaste son mucho mejores en la piel natural que en los tejidos artificiales. La piel natural resiste mucho mejor en aquellas zonas donde el roce es continuo como es en las sillas de piel.

Sillas de piel

Las sillas de piel además suelen ser muy elegantes. Los tipos de piel que se suelen usar para el tapizado suelen ser uno de los siguientes:

  • Piel plena flor: la piel de mayor calidad que procede de animales que han sido cuidados especialmente en vida para obtener las mayores cualidades en su piel. Esta piel encarece mucho por lo cual no se suele utilizar para el tapizado de muebles o de sillas de piel.
  • Piel flor: una piel de alta calidad que es sometida a ligeros tratamientos para añadir capas protectoras y para añadirles el tinte deseado. Una de las pieles más usadas para el tapizado de sillas de piel.
  • Ecopiel: la ecopiel no es piel natural propiamente dicha, pero en su fabricación se utiliza entre un 20 % y un 35 % de restos de piel natural mezclados y triturados y ligados mediante el uso de compuestos como el látex. El acabado a la vista y al tacto es muy similar al de la piel natural pero no tiene las mismas características de resistencia al uso. Su precio es inferior al de la piel natural y se utilizan mucho para tapizar muebles y sillas de piel.
  • Piel sintética (también llamada polipiel o skay): Es un producto totalmente sintético y que reduce muchísimo los costes del tapizado. Su uso es recomendable en aquellas áreas del mueble que no tienen desgaste porque no sufren rozamiento con el uso, esto es debido a que las características de resistencia al desgaste de la piel sintética son mucho peores que en la piel natural o incluso la ecopiel. Sin embargo su uso no es recomendable para los muebles que tienen un contacto continuo como las sillas de piel.

Por otro lado para que las sillas sean cómodas, especialmente la zona lumbar es fundamental que quede apoyada. Algunas sillas de comedor tienen un diseño donde únicamente tiene un pequeño respaldo que coincide con la parte superior de la espalda y la zona lumbar está totalmente al aire, es un diseño muy poco ergonómico y totalmente desaconsejable que a la larga causa dolores y problemas de espalda.

Sillas de comedor

Otro punto importante es que el espacio de asiento sea amplio permitiendo apoyar también las piernas hasta la zona cercana a la rodilla. Cuanto más amplio sea el asiento y más apoyadas queden las piernas sobre éste más cómoda resultará la silla. Por último, si la silla de comedor se va a usar durante mucho tiempo es conveniente también que tenga brazos. En cualquier caso el uso de los brazos de la silla sí que es más una cuestión de gustos. Hay algunas personas que nunca los utilizan.